Cerrar Mapa
Foto web

Los beneficios de un buen #desayuno para los #niños

Lic. Viviana Langer

Si bien todas las comidas son importantes  para repartir los alimentos en el día y no perder la vitalidad, el desayuno tiene una importancia a destacar.  Después de un largo ayuno, el cerebro necesita energía para su correcto funcionamiento, es por eso que los niños que desayunan  aprenden y juegan  mejor, y  los adultos rinden más en la labor diaria.

Otra cuestión a destacar es que, respecto al control de peso, el desayuno permite llegar al almuerzo con el apetito justo. Empezar el día con un desayuno y luego comer cada 4 a 5 horas, evita comidas muy abundantes y favorece el buen funcionamiento del cuerpo. 

Además, para aquellos que practican actividad física por la mañana, un  desayuno con alimentos que le brinden energía como pan, dulce o mermelada, azúcar, cereales, son esenciales para el correcto desempeño. Aquellos que realizan actividad física sin desayunar pueden sentirse cansados, sin fuerza y hasta pueden perder masa corporal.

 

El  buen hábito de desayunar

Es importante adquirir buenos  hábitos alimentarios desde niños. Como todo, aquello que aprendes de niño es difícil que se olvide o se pierda. Si bien no es imposible cambiar hábitos en un adulto, puede  resultarle   dificultoso si no es una práctica que trae desde su infancia.  

 

Alimentos para un buen desayuno

Un desayuno básico es aquel que contiene : yogur, leche sola o con te, café, mate o chocolatada y pan o cereal de desayuno. Se le puede agregar fruta, queso, manteca, dulce, azúcar y miel. 

 

Desayuno en casa

Si bien lo ideal es salir de casa desayunados, se puede tomar parte del desayuno cuando nos levantamos y completarlo durante la mañana en la escuela o en el trabajo. En ese caso se puede prever que se elegirá para complementarlo. 

Es conveniente evitar los alimentos  de alto valor calórico sobre todo para aquellos que deben controlar su peso. Para aquellos que no tienen que controlar el peso, es útil recordar que los alimentos “hipercaloricos” contienen muchas veces grasas de mala calidad que no son saludables. 

 

Desayuno en la escuela o en el trabajo

Si el desayuno se hace en la escuela, les diría que intenten elegir  un brik de chocolatada o un yogur y que si acompañan con un sándwich  sea de queso o dulce y no de fiambre. Sino hay leche en la escuela, que tomen un vaso de leche (o cualquiera de las variantes que mencione antes) en la casa y se lleven el sándwich a la escuela. 

 

Opciones de desayunos saludables

1. Café; te  o mate cocido con leche; pan fresco o tostadas; dulce, manteca.

2. Arroz con leche

3. Leche o yogur con cereales

4. Licuado de fruta con leche

5. Postre de leche

A todas las opciones se le puede agregar una fruta o un jugo de frutas a media mañana.